Cómo cuidar tu salud después del COVID-19

Escrito por Labcorp 9 de septiembre del 2021 4 min

blog-notice

El proceso largo y sostenido del COVID-19 afectó a todos de distintas maneras. Algunos por contraer el virus, otros por vivir casos cercanos y, a todos, por encontrarnos en una situación de estrés constante. El impacto de la pandemia sobre la salud sigue en investigación.

Este puede asociarse a dos factores particulares: el aislamiento social y la enfermedad en sí misma. Ambos dejan huellas en la salud de todos. En algunos casos son visibles, en otros son silenciosos y de no ser atacados a tiempo pueden acarrear problemas mayores.

Por esta razón es fundamental saber cómo cuidar tu salud después del COVID-19, sin importar si fuiste paciente por la enfermedad o no. Cualquiera sea tu caso, en este texto te contamos algunas formas de recuperar tu bienestar y mantenerte saludable.

blog-salud-covid-1

Formas de cuidar tu salud después del COVID-19

Las distintas maneras en que puedes cuidar tu salud después del COVID-19 pueden categorizarse. Algunas son medidas relacionadas al estado físico de tu cuerpo, la parte que percibimos con facilidad, y otras tienen que ver con la salud mental, que es igual de importante.

Salud física después del COVID-19

El impacto de la pandemia sobre la salud física es distinto en cada individuo. No obstante, se pueden seguir algunas recomendaciones generales que ayudan a tener un mejor control sobre lo que sucede.

  • Es indispensable mantener una alimentación sana. Lo ideal es que esta se planifique a partir de las necesidades propias, con un especialista.
  • Mantener una rutina de ejercicio te ayudará a cuidar tu salud después del COVID-19 pues la actividad física mantiene al organismo en buena condición. Si no acostumbras a hacerlo, puedes empezar con caminatas diarias de 30 minutos.
  • Siguiendo sobre la idea del ejercicio, es relevante pensar en tomar pequeños descansos, de hasta 10 minutos, durante el horario laboral o de clases para estirar los músculos y articulaciones. Estas son las llamadas pausas activas, una práctica que se está promoviendo desde hace algunos años.
  • Disminuir el consumo de agentes nocivos para la salud, como el tabaco y el alcohol, es quizás la recomendación más obvia. Sin embargo, es necesario recalcar, no solo por los efectos que estos tienen sobre el cuerpo, sino porque atravesamos una situación en la que somos más propensos a consumirlos.
  • Agendar chequeos médicos y exámenes de laboratorio periódicos es una buena forma de determinar el impacto de la pandemia sobre la salud física. Esto es porque, como señalamos antes, algunas alteraciones pueden pasar desapercibidas hasta que se convierten en problemas de salud más graves.

Salud mental después del COVID-19

La mente es uno de los aspectos más delicados del ser humano. Desórdenes como la depresión o el estrés postraumático pueden tener consecuencias severas. Es por eso que se deben tomar la mayor cantidad posible de previsiones para cuidar tu salud mental después del COVID-19.

blog-salud-covid-2

La lista de recomendaciones sobre este apartado puede ser interminable, pero ponemos a tu disposición los consejos que con mayor facilidad puedes aplicar en tu vida diaria.

  • Disminuye el tiempo que inviertes en ver o escuchar noticias, sobre todo si tratan puntos que generen ansiedad o estrés.
  • Cuando consumas información, ya sea sobre la pandemia u otros acontecimientos, asegúrate de recibirla de fuentes oficiales o verificadas. La desinformación es uno de los mayores factores del impacto de la pandemia sobre la salud mental.
  • De igual forma, modera cuánto pasas navegando las redes sociales. Si bien estas aportan contenido que puede hacerte sentir mejor, también son fuente de interacciones menos sanas.
  • Mantén contacto frecuente con tus seres queridos. Más allá de mensajes de texto o por aplicaciones de mensajería instantánea, mantener llamadas (ya sean regulares o por video) son una buena manera de cuidar tu salud después del COVID-19.
  • Realiza actividades que te generen placer. Es fácil hundirse en el trabajo, dejando de lado los pasatiempos, por lo que es importante dedicar tiempo a las distintas cosas que te gustan. Puedes tratar de pintar, escribir, mantener un pequeño jardín o ver alguna película. Es primordial permitir que la mente se distraiga.
  • Si está dentro de tus posibilidades, busca apoyo con un terapeuta. Tener reuniones periódicas con un especialista puede ayudarte a encontrar pequeñas cosas que quizás estén mermando tu bienestar emocional.

blog-salud-covid-3

Por último, un consejo que atañe tanto al apartado físico como mental: duerme. Un sueño reparador le permite a tu cuerpo recomponerse del desgaste del día, distribuyendo y absorbiendo de forma adecuada los nutrientes de los alimentos. Por otra parte, facilitas a tu cerebro relajarse y regenerar las conexiones neurales.

Como ves, cuidar tu salud después del COVID-19 es una tarea que puedes llevar a cabo a través de pequeñas acciones. Todas estas se recomiendan a todos por igual: desde personas que padecieron la enfermedad, hasta los que han logrado mantenerse sanos. Cada una suma a tu bienestar, así que toma nota y empieza a cuidarte mejor.

cta suscribirse al blog labcorp